Asociación de Magistrados de la provincia de Mendoza

Historia

Historia contada en primera persona

El Dr. Jorge Coussirat recuerda desde su experiencia personal su ingreso a la Asociación de Magistrados de la Provincia de Mendoza en unas emotivas líneas.

LOS ORIGENES…

Cuando el Doctor Hernández me solicitó unas pocas líneas referidas a la Asociación para que formasen parte de una publicación, entendí que la petición tenía una clara razón: sumando y restando soy un sobreviviente de las viejas épocas…, uno de los que a fuerza de memoria puede acercar conocimientos que tienen naturaleza prácticamente histórica. En definitiva, a pesar de estar por escrito, esto no es otra cosa que lo que se ha conocido coloquialmente como "tradición oral". Aquí va…

Sólo aportaré recuerdos de la situación y las pautas de la Asociación en la época de mi ingreso a ella, allá por principios de la década del ´70 del siglo pasado y puntualizaré qué es lo que estimo que debe potenciarse a futuro.

Por aquél entonces (los ´70) la Asociación era una novel institución que llevaba no muchos años integrando la Federación Argentina de la Magistratura. Su estructura era simple: la integraban los asociados, como hoy; funcionaba en base a las Asambleas y a la Comisión Directiva y su infraestructura se reducía a una habitación en el séptimo piso del Palacio y a un colaborador (el querido "pajarito" Alvarez Silva, padre del ex camarista laboral Jorge Alvarez, hoy jubilado). No había inmuebles propios ni otros bienes; sólo el empuje de sus integrantes, encabezados por las respectivas Comisiones Directivas y el deseo de potenciar al Poder Judicial mediante el mejor ejercicio de la función y las obligaciones concatenadas a ello.

Los objetivos de la época no varían de los que hoy figuran en los Estatutos. Sin embargo, a mi modesto entender, creo que focalizábamos la preocupación y nuestros esfuerzos, quizás por las necesidades de los tiempos, en el fortalecimiento de la independencia judicial de toda presión o injerencia interna o externa; y en el perfeccionamiento. Lo primero no debe entenderse como actitud corporativa o gremial sino como la pretensión sana de que cada Juez o miembro del Poder Judicial actuase sólo guiado por la búsqueda del imperio de la ley, obtenido a través de la interpretación que de ella debía hacerse, utilizando sus conocimientos para aplicarla al caso concreto.

En estrecha correlación con lo expuesto en el párrafo anterior y probablemente como una derivación de lo dicho en el párrafo anterior, uno de los integrantes de la Asociación el doctor Arnaldo Kletzl, (camarista penal ya fallecido) ideó lo que él propuso llamáramos "Ateneos del Foro", lo que no eran otra cosa que reuniones periódicas de magistrados, en algún lugar de la Provincia, para tratar temas puntuales y concretos que surgían como de interés a través de la labor diaria. Si mi memoria no me falla, el primer "Ateneo" de la serie estuvo dirigido a tratar el tema "Qué es ser Juez".

Durante esos encuentros, un ponente exponía los lineamientos del tema o temas elegidos, que daba de inmediato lugar a la discusión a fin de intentar esclarecer, si ello era posible, algunas pautas prácticas.

Dado el esquema anterior, se preparaban anualmente uno o dos "ateneos por fuero y uno, también anual, sobre algún tema que fuese motivo de preocupación o interés para el conjunto. Así fue como se discutieron Proyectos de leyes ingresados a la Legislatura, Proyectos de Códigos Procesales Penales, jurisprudencia novedosa.

Debo reconocer que en todos los que intervine obtuve réditos de tipo intelectual y académico, útiles para el desempeño de la función. Pero hay algo que complementa fuertemente ese enriquecimiento y que no puedo dejar de resaltar: En cada "Ateneo" salía fortalecido por el conocimiento y la relación social con el resto de los concurrentes, a quienes ya conocía por supuesto, pero con los que podía compartir momentos en los que ese conocimiento y la amistad resultaba acrecentada. Más de una vez ese contacto personal me permitió apreciar mi errada visión sobre algún valioso colega. Aunque parezca algo badalí, en mi experiencia personal esto tenía y tiene aún mucha importancia, sobre todo porque al día de hoy tengo la sensación de que dentro del Poder Judicial si nos conocemos, nos conocemos sola-mente "de vista". Y no pienso que esto sea bueno en un Poder del Estado dentro del cual la permanente discusión de temas jurídicos es esencial para el avance en los conocimientos y en la evolución de las teorías y tesis que terminan por ser base de las decisiones judiciales. Digo que creo no es bueno ese mero conocimiento superficial porque la falta de acercamiento dificulta la posibilidad del diálogo, de la sana discusión y por supuesto, del disenso con un conocido y no con un adversario o con un enemigo. El acercamiento no quita que como debe ser, al resolver una cuestión de su competencia, el magistrado se encuentra solo. Pero una cosa es solo con su alma y otra solo luego de haber podido meditar la cuestión sobre la base de discusiones previas con otros magistrados de confianza.

No puedo dejar de reconocer que aquellos "Ateneos" tenían una gran acogida por la falta de otros medios a nuestro alcance para las tareas de perfeccionamiento. No había en aquel entonces más que una Facultad de Derecho (Universidad de Mendoza) y no cinco o seis como hoy, en las que permanentemente se dictan seminarios, cursos, se desarrollan congresos, etc. Y no existían los medios electrónicos que ponen al alcance de la mano un mundo de información y de conocimientos. Sin embargo, ni en las entidades académicas ni en Internet puede darse la relación personal y la interacción que sí se obtiene en los encuentros entre los integrantes de un mismo Poder del Estado, al modo en que ello ocurriría en los comentados "Ateneos".

Sea como fuere, lo cierto es que por diversas razones aquellos encuentros fueron desapareciendo o, cuando menos cambiando su estructura, manteniéndose en algunos fueros como encuentros periódicos en la Casa de la Asociación.

Por otra parte y quizás como una derivación de aquel entramado de conocimiento que existía entre los magistrados de entonces, apareció la necesidad de tener a la mano un lugar de reunión. Fue así como se consiguió la compra del primero de los inmuebles que hoy ocupa la Asociación en el barrio Bombal. No puedo dejar de señalar que una de las personas que más impulsó esa compra, que en principio parecía una "quijoteada" fue la doctora Lucía Mota. En definitiva, a ella debemos agradecerle en buena medi-da que las Comisiones Directivas de entonces hayan decidido la adquisición de esa primera casa como también la segunda colindante. En ellas es donde hoy transcurre buena parte de la vida institucional de la Asociación. Y también la vida académica y social.

Como colofón, tengo la sensación de que la Asociación a través de todos estos años ha cumplido una importante tarea. Y no sólo lo ha hecho en los aspectos mencionados sino también en la defensa de la dignificación de la magistratura. Uno de los aspectos que tienen relación con la susodicha dignificación es la referida al tema de la remuneración de los magistrados. Ya desde la década del setenta, en la que comencé como Fiscal de Instrucción, el problema de la remuneración era permanente. Reuniones, más reuniones, viajes a Buenos Aires, todo para obtener parches parciales y de corta duración. Entrados en los ochenta, hasta hubo que recurrir a un juicio de amparo (que duró más de cuatro años) para obtener finalmente un sistema remuneratorio que no tuviese como base un reclamo permanente sino un sistema objetivo. Luego, el sistema en la sentencia de aquel juicio fue dejado de lado a través de un convenio que es el que hoy nos rige y que nos permite a todos los magistrados desempeñar nuestra función despreocupados de la cuestión remuneratoria.

Esto último tiene suma importancia no solamente porque da pie a que pueda existir dedicación al trabajo sin distracciones por temas ajenos a lo jurídico pero esenciales a la vida del magistrado, sino porque desde mi punto de vista y sin distinción de colores partidarios, con sus más y sus menos, en el fondo y en muchas ocasiones la cuestión salarial estuvo teñida o acompañada de intencionalidades o aprovechamientos políticos de la situación remuneratoria de los jueces. Y ello tenía el riesgo de conspirar contra la independencia. En definitiva, la situación en la que hoy nos encon-tramos y todos gozamos, es la que ha sido obtenida por la labor de las sucesivas Comisiones Directivas de la Asociación que hoy le toca presidir al doctor Ariel Hernández, pero no debemos olvidar que es el fruto de muchas preocupaciones y planteamientos que fueron en su momento imprescindibles.

El único reclamo que me animo a formular es el de abrir o reabrir vías que nos permitan un mayor acercamiento entre los que integramos este núcleo al que hasta el día de hoy me he sentido honrado de pertenecer. La Asociación habrá de sobrevivir y seguir cumpliendo sus altos objetivos si todos los Magistrados se sienten representados por ella y se ven motivados a intervenir en las actividades que le competen.

Una última aclaración: en estas pocas líneas he focalizado mis reflexiones haciendo mención expresa a algunos ex magistrados de la Primera Circunscripción Judicial y a sucesos ocurridos principalmente en ella, por una cuestión de respecto hacia colegas de las restantes Circunscripciones y a fin de no incurrir en intromisiones en ajena jurisdicción. Pero ello no quita que la historia ha sido compartida con ellos y me congratulo de haber tenido y tener aúnen ellas muchos respetados amigos.

Dr. Jorge Coussirat

¿CÓMO ASOCIARME?

INFORMACIÓN Y CONSULTAS
Agendar
ÚLTIMOS EVENTOS
OCT
27
CURSO DE ACTUALIZACION / 3 º C.J.
  • Palacio de Justicia de la Tercera Circunscripción Judicial de Mendoza
  • Leer más
OCT
26
JORNADAS CIENTÍFICAS DE LA MAGISTRATURA
  • Los Paraísos 114, Bº Tres Cerritos, A4408JZD, Salta, Argentina
  • Leer más
OCT
26
COLOQUIO DE JUECES Y LA CIENCIA
  • Salón Auditorio OSDE Mendoza - Belgrano 827 - Ciudad
  • Leer más
VER MÁS EVENTOS

CONVENIOS DE LA ASOCIACIÓN

Convenios
Beneficios para Asociados

TAMBIÉN EN FACEBOOK

Exclusivo para los asociados
Enlaces de interés
ENLACES DE INTERÉS
Biblioteca virtual
BIBLIOTECA
Enlaces de interés
INFORMACIÓN
Enlaces de interés
BENEFICIOS
www.magistradosmza.com.ar © 2013 Todos los derechos reservados
Diseño y desarrolloDiseniares - Diseño y Programacion
Cerrar